Empedrado

Uno de esos días en los que vas caminando y el paisaje te golpea. Te arrepientes de no llevar contigo la cámara y tiras de lo que tienes a mano, aunque eso signifique que la calidad de la imagen no será tan alta pero, al menos, no perderás ese instante que te pareció irrepetible.
La foto está tomada con la cámara del móvil y editada con Snapseed. Espero que os guste.

Donde nace el arcoíris.

El camino empinado y directo apunta a la cima con valentía. Acompañado de encinas y alcornoques el olor a jaras nos envuelve. Las nubes cubriendo el cielo y el aire fresco de la mañana anima nuestro caminar. Tras un tramo bordeado de alambrada, el camino se abre a un cruce y, frente a nosotros, una angosta y repinada escalera construida sobre el terreno nos lleva hasta la planicie donde se construyó una pequeña ermita. Llegamos hasta ella justo antes de que comenzara la llovizna. Y fue allí, rodeado de jaras, silencio y llovizna, donde descubrí, al abrirse un claro entre las nubes, el lugar donde nace el arcoíris.