No todos los pájaros vuelan.

Hay días en los que el mal tiempo, la acumulación de tareas o la tan temida pereza hacen que te resulte pesado salir a la calle y hacer fotografías. Esos días son los que debemos aprovechar y practicar técnicas en casa, con lo que seguiremos disfrutando de nuestra pasión.

Es una suerte que no todos los pájaros vuelen.

Anuncios

Listo para el despegue

Traje de competición, sotocasco, casco, guantes. Últimos retoques por parte del equipo. Nuestra máquina nos espera fuera de boxes. La tarde invita a rodar rápido sobre un circuito sin tráfico. Mediciones realizadas. Todo parece correcto, salvo una ligera brisa que nos obliga a tomar precauciones para que nada extraño se cuele en la escena. Disparo una, dos, tres veces y… ¡ya lo tengo! Mi hijo, que hoy hace de copiloto, recoge el coche del suelo y lo guarda en su bolsillo. Tenemos las fotos. Seguimos caminando.

 

San Martín de Trevejo

San Martín de Trevejo, en la Sierra de Gata, era un lugar ya visitado hace algún tiempo, en verano y con mucha ligereza.
De aquella breve visita nos quedó la sensación de que nos perdíamos algo y para averiguar qué era, decidimos volver durante el otoño. Esto fue lo que encontramos.

Rincón de San Martín

TrancaAguas corriendo por calles tranquilas, donde las puertas se atrancan por fuera y sus gentes, laboriosas incluso en domingo, nos saludan acostumbradas al trasiego de turistas.
Llegamos a la plaza y tomamos un café, sin prisas, en uno de sus bares, antes de caminar por la ruta senderista hacia el Puerto de Santa Clara.

El comienzo se presenta cuesta arriba, así, literalmente, con una pendiente empedrada que poco a poco va suavizando y pasa a ser, por momentos, un camino alfombrado de otoño.Asomado al camino

Alfombra

Pasamos un pequeño desfiladero, que mi mujer fotografió con acierto para llevarse el 2º premio del concurso “Colores de Otoño” organizado por “Sierra de Gata es elotoño.com”.

2 Pequeño desfiladero

Tras este desfiladero, a mí me esperaba el 3er premio de este mismo concurso, un par de castaños centenarios que posaron para mí gustosos.

CentenariosDe vuelta por el mismo camino y a pesar de la insistencia de nuestros estómagos en recordarnos que ya era hora del almuerzo, nos pudimos distraer con pequeños detalles en la tranquilidad que nos ofrecía el entorno.Diagonal de setas

A su amparo

Diagonal de setas-2 Después de comer paseamos San Martín, anduvimos sus calles con calma hasta que el Sol se puso.Granadas-2

Granadas