Anuncios

Noches de Blues.

Tejiendo sueños.

Historias de contrabando.

Entre las casas de uno y otro lado de la calle había unos cuantos puentes elevados. Por ellos cruzaban varias veces a diario los contrabandistas de noticias. Sólo ellos conocían los mejores horarios y habían desarrollado la capacidad necesaria para no ser detectados.
Las autoridades no supieron nunca que dentro del pan viajaban cartas de hijos hacia sus padres, de enamorados cautivos al otro lado del puente, de disidentes que intentaban derrocar el gobierno establecido en la acera de los número pares.