Hoy hace 15 años.

Hoy, como hace ya quince otoños, vuelves a ser protagonista.
Entonces nos conquistabas con tu sonrisa y tus grandes ojos. Ahora nos ganas por tu gran corazón.
Sigue adelante Guerrero, no te rindas nunca.